Ventajas del césped artificial frente el natural

Las ventajas que tiene el césped artificial sobre el césped natural son muchas, seguramente ya las conoces, pero quizá te queda alguna por saber. Aquí tienes una lista con algunas de ellas, que seguro te ayudarán a convencerte del partido que se le puede sacar.

Lista de ventajas

Ventajas del césped artificial en el jardín y la terraza

El césped artificial es perfecto para jardines, ya sean particulares o comunitarios, ya que su durabilidad ha lo convierte en una alternativa muy recomendada. También es adecuado para terrazas, zonas de recreo infantil, para jardines con piscina y otros usos tanto en interior como en exterior.

Actualmente podemos instalarlo sobre la superficie que queramos, ya sea tierra, asfalto, hormigón, terrazo, etc. Hay soluciones económicas que nos permiten instalarlo nosotros mismos, ahorrándonos así la mano de obra de los instaladores.

Existen tipos de cesped artificial de alto realismo, simulando ser natural tanto a la vista como al tacto. Perfectos para terrazas o jardines, donde podremos andar descalzos y tumbarnos a tomar el sol.

Los sistemas de drenaje nos aseguran que no se acumule el agua ni se encharque, por lo que podemos tenerlo sin problemas en el balcón de casa por ejemplo.

Hay decenas de variedades distintas, entre las que se encuentran las adaptadas a zonas infantiles y guarderías para que los niños jueguen con total seguridad. Están preparados para no producir rozaduras, amortiguar caídas y cualquier tipo de golpe que el niño pudiera sufrir.

Una de las ventajas que más está haciendo que nos decidamos por su instalación es que se puede poner al rededor de las piscinas conservándose siempre como el primer día. Resiste el frío, la lluvia, el granizo y los rayos de sol, no se encharca cuando llueve y no se estropea por el cloro ni otros productos de piscina. También nos permite andar por él, tumbarnos y jugar sin que se seque, ni se chafe, él sólo retoma su forma original.

Otra de las grandes ventajas frente al césped natural es su bajo coste de mantenimiento. Es cierto que la instalación requiere mayor desenbolso económico, pero una vez instalado no tenemos que gastarnos apenas dinero, pues no hace falta regarlo, cortarlo, ni replantarlo y tampoco abonarlo. De esta forma nos ahorramos mucho dinero en agua y en servicios de jardinería (o nuestro propio tiempo) para tenerlo siempre bonito.

Como comentábamos antes, resiste cualquier tipo de clima. No importa si vives en el Norte o en el Sur, si le va a dar mucho el sol, si va a caer granizo, lluvias, nieve o heladas, el césped estará siempre como el primer día.

Las ventajas del césped artificial no acaban aquí, porque la mayoría de modelos son antialérgicos, adecuado para personas propensas a las alergias o con pieles sensibles. También son ignífugos, con lo que si te quedas dormido con un cigarrillo, saltan ascuas de la barbacoa o cualquier cosa que pueda pasar, el fuego no se propagará. Del mismo modo, si se da el caso de lluvias torrenciales y la instalación se ha hecho correctamente, la capacidad drenante te sorprenderá, no se formarán charcos.

Si tienes mascotas en casa estás de suerte, porque se lo pasan en grande saltando y revolcándose. En el caso de que hagan sus necesidades no hay ningún problema, puedes retirar las deposiciones o dejar que se degraden solas, al césped no le pasará nada. Si tienes niños en casa puedes limpiarlo con lejía diluida en agua o jabones neutros para mayor seguridad. Aquí puedes leer más sobre césped artificial con mascotas.
Si estás todavía estás dudando mira ofertas de césped artificial por internet y compara precios y calidades, verás como te acabas convenciendo, son todo ventajas!